Gato lamiendo dedo

Este gatito se prende del dedo de su amo, como si fuera un bebe gatuno.


Recordando el bello tiempo en que era una criaturita este gato, se pone a morder y lamer el dedo de su amo.

El curioso momento nos hace recordar a los pequeños gatos que han quedado desamparados por falta de su madre.

Las gatas son hembras muy responsables y solo en caso de hacer falta, se cría a los gatos a base de pequeñas mamilas.

Por supuesto este proceso es con mucho cariño, pues quien haga ese esfuerzo lo hará con mucho aprecio hacia sus gatitos.

Sin duda la curiosa lengua del gato y el reconocer a su dueño o dueña, le impiden realizar una mordida que pueda lastimar.


Like it? Share with your friends!