El salto del año

Hay retos que pueden terminar muy mal.


Imaginemos la conversación:

– Te reto saltar impulsado por mis piernas

– Me voy a romper la trompa

– No pasa nada o ¿le sacas?

– No le saco, a darle, yo puedo

El yo puedo…

Muchos retos tienen un trasfondo de mala voluntad, ten mucho cuidado.


Like it? Share with your friends!