El gato consentido del perro

Este gato tiene la suerte de ser amigo de este perro.


Este perrito actúa con gran cariño hacia el gato y se nota que el gato también respeta al perro, pues aunque lo muerde, no lo hace con fines dañinos.

Se nota que se llevan muy bien pues se abrazan y no se lastiman.

Esto es bastante común, cuando ambos animales crecen juntos.

Por el contrario cuando no crecen junto a veces los perros tienden a perseguir a los gatos, considerándolos una amenaza, por su puesto los gatos también en esos casos, se defienden con garras y dientes.


Like it? Share with your friends!