Cuidado con el perro

Puedes recibir una gran sonrisa


Los perros pueden volverse muy amigables o hasta muy agresivos según la vida que le damos, mientras crecen.

Por ejemplo, un perrito aislado y que convive con una sola persona tienden a ser apartados o hasta agresivos. Además pueden ser muy celosos de su dueño o quien los atiende a diestra y siniestra.

Sin embargo, si un perrito se acostumbra a ver personas ir y venir como visitas, tienden a ser más sociales y amistosos. Sobre todo si están acostumbrados a salir a caminar en lugares públicos desde pequeños.

Por supuesto estas afirmaciones que hacemos, no deben ser excusa para probar si es verdad, aun cuando lo son.

Pero como bien ha mostrado el “Encantador de Perros”, el estado del dueño puede influir en los perros y la situación. Nunca te confíes en la actitud que tu perro puede tener, a veces hay otros factores que pueden alterar perros tranquilos en situaciones insospechadas.


Like it? Share with your friends!