Cuando el gato no quiere jugar

'Yo solo quiero dormir' murmuraba el gato


Siempre hay en la familia alguien muy dispuesto a fastidiar a los demás y también los hay quienes no están dispuestos a soportarlo. Claro, con el debido nivel de tranquilidad posible.

En este gif vemos a un gatito sintiéndose fastidiado por la amistosa llegada del perrito. Pero conociendo rutas de escape, logra escabullirse y librarse del canino, que vino a robarle su paz mental.

Así sucede hasta en las mejores familias, un fastidioso que quiere colmar la paciencia de todos. En hogares donde no hay a dónde huir eso puede ser un verdadero caos, trayendo consigo el deseo de mejor retirarse del hogar por algunas horas sin necesidad.


Like it? Share with your friends!