Cortando billete

Por un momento se me paró el corazón


Existen trucos asombrosos que pueden deslumbrar hasta el más escéptico. En el caso de este truco la primera impresión es ¡wow, está partiendo el billete! y ahora tiene dos.

Para los más observadores es evidente que en primera instancia ya están divididos. En segunda nunca termina de cortarlos. Llega un punto en el que los separa, acto que habría realizado una rasgadura, pero no sucede. Pues en tercera instancia en realidad son dos billetes.

No deja de ser interesante y un buen intento de entretener y dar algo de qué hablar a sus espectadores.


Like it? Share with your friends!